A shit sandwich no matter how you chew it

Son tiempos difíciles. Tiempos de cambio.

De cambio de servidor.

Nuestra hermandad lleva meses batallando contra la escasez de jugadores de la Alianza en Zul’jin. En principio no era un problema, teníamos gente de sobra para 25, uno o dos jugadores menos no nos dolían.

Pero llegó MoP. Y la gente se cambió de personaje, o de servidor, o de hobby. Nuestro desbordante rooster de 25 se tuvo que ir acostumbrando a no tener gente suficiente, y tuvimos que adaptarnos a raidear en 10 con extras.

Luego desaparecieron los extras.

Y ahora no somos ni diez.

Es una lástima. No, es una PUTADA. Zul’jin fue un servidor lleno, con colas periódicas. La balanza siempre se ha inclinado hacia la Horda, es cierto, pero en la Alianza había gente para… bueno, para funcionar.

Entonces abrieron las migraciones de PvP a PvE, y muchos de la Alianza huyeron de las constantes “batallas” 1vs4 (World PvP lo llaman).

También habilitaron el cambio de facción, con la esperanza, imagino, de que las hermandades y grupos de amigos fueran fieles a su facción y fueran los individuos independientes quienes equilibraran la balanza. Cómo no, les salió el tiro por la culata y lo poco que quedaba de la Alianza en Zul’jin pasó a la Horda, hermandades enteras, las más punteras del raideo, se marcharon.

Con que aquí estamos, montando noche sí, noche también raids de 10 en las que falta de todo. Buscando y rebuscando a nuevos fichajes u otras hermandades con las que fusionarnos. Sin éxito.

Así que se ha tomado una decisión: Si pasan las Navidades y la cosa sigue igual, se empezará a organizar la migración a la Alianza de Dun Modr, que todavía rebosa vida (¡hay GENTE en Ventormenta!).

Y podría despedirme de Leviathan y quedarme en Zul’jin, con mis amigos, mis alters y mi casa de subastas vacía. Pero el problema no va a desaparecer, Zul’jin se muere, y sé que emigrar es otro clavo más en su ataúd, pero no estoy dispuesto a jugar durante meses sin hacer nada más que diarias y LFR con la esperanza de que Blizzard haga algo.

Anuncios

¡Oye, cuánto tiempo!

Ante todo, mis disculpas por mi pasada ausencia y… muy probablemente por la futura. Esperaba que a la vuelta de vacaciones, tras un par de semanas de reposo, la gente volviera con las pilas puestas a raid y tumbáramos a media Dragon Soul el primer día.

En su lugar, desde que volvimos, no hemos sido capaces de montar raid de 25. Incluso algunos días hemos cancelado la propia raid de 10. Desconozco el motivo, pues los cinco o seis que se fueron al TOR (y que no han faltado un día a raid), ya lo han dejado. Ahora algunos se han viciado al EverQuest 2, pero tampoco son ellos los que faltan. Nos falta medio clan y no sabemos dónde se ha metido, alucinante.

Nuestro recuento actual es de 6/8 en 10 y 4/8 en 25. Creo que voy a poner al día mis asuntos (equipo, inventario, banco, alters), y voy a dejarlo todo bien montadito para cuando llegue Pandaria, que de un tiempo a ahora sólo he entrado para raid y eso se acaba notando en una considerable falta de dps y en un inventario desastroso.

Y sí, acabo de escribir una entrada sin tener nada que contar, para que sepáis que sigo por aquí y eso.

Me trago formalmente mis palabras

Quizá los de mi guild no me lean. Nunca nadie del juego a quien le he mencionado la existencia del blog ha demostrado pasarse por él.

Pero de cara a mis lectores he de ser sincero.

Me trago mis palabras sobre el tema de Leviathan, letra por letra.

Entre ayer y hoy hemos vuelto a Arthas. TODOS los bosses INCLUYENDO SINDRAGOSA a la primera. Chapó, conclaneros, chapó.

Arthas sigue yendo como de costumbre. Al menos ya sabemos en qué fallamos, las val’kyrs van hacia cualquier sitio porque no nos juntamos correctamente. Pero lo demás funciona dentro de lo normal. Podría llegar a caer antes del 4.0.1, dependiendo de cuando lo metan. Creo que le faltan un par de semanas de trys, no más. Lo que es pasar del 60% al 40%. Una vez ahí, autopista de peaje hasta el kill.

GuayYonki

Servidor sigue avanzando por las frías salas de IceCrown Citadel 25, con sus nuevos hermanos de Leviathan.

Según tengo entendido, muchos de los miembro del avance principal no están presentes estos días. Ya he conseguido ganarme la fama de gafe, que no está muy mal encaminada viendo la trayectoria de fracaso de todos los clanes en los que me he metido. El caso es que cuando llega la hora de darse de tortas con un jefe como podría ser, digamos, Carapútrea, y se necesitan varios trys cuando esta gente asegura que lo tenía en farmeo, uno empieza a mirar, incómodo, hacia algunos rincones oscuros en los que esconderse de la humillación pública. Especialmente por la, eh… cagada en la cara que le hice a algunos ex-compañeros al pasar por alto sus hermandades y meterme en ésta.

La pregunta lógica después de esto es ¿son demasiado mancos? No, no demasiado. Yo no quería rusheos y no tengo rusheos. Lo único que me preocupa de esta situación es que se acabe convirtiendo en la espiral de caída, ya habitual para mí, de una hermandad.

1) Cuesta avanzar/farmear por falta de gente.

2) Más gente decide desaparecer.

3) Se reclutan novatos, en ocasiones, poco preparados.

4) Volver al punto 1.

Cosa que le sucedió a The Challenge, a Vizards, a Fuerza y Honor, a Legends of Honor, y a Fuerza y Honor otra vez. Menudo currículum.

Eso vendría siendo todo respecto al avance. En cuanto mí y a mi ego, he mejorado notablemente mi equipo y, por tanto, mi dps. Cada vez mi lugar en raid se acerca más a tener el mismo valor que el de cualquiera de los demás dps.

Sobre la integración en la hermandad: va mejorando. He pasado de conectar, saludar y no recibir respuesta a tener ya hasta mote. ¡Del Guild Master ni más ni menos! fruto de su individual forma de pronunciar el inglés.

Windjockey -> Guainyoquei -> Guayonqui -> GuayYonki.

Y no, aún no conocen este rincón de Internet. Pero ya les he advertido que se están acercando a algo.

Por último y sin importancia. Putricide 25 down. Aunque sólo es novedad para mí.

Primera raid O_O

Uno esperaría de su primera raid en una guild cosas nuevas, cosas interesantes, un par de risas, mucho aprendizaje…

Y además de todo eso, yo me he encontrado un GM.

Primero apareció, tras matar a Saurfang, como un Señor del Terror. Nos convirtió a todos en gnomos leprosos, aparentemente por petición de alguien.

Después reveló su verdadera forma, ¡un draenei!

Tras lo cual reveló sus verdaderas intenciones, ¡hacernos wipear!

Se preparó para la invocación de un enemigo más antiguo que el mundo… de Warcraft.

¡el Pollo Diablo Grande!

Que… no opuso excesiva resistencia.

Y el GM lloró.

Al ver su aparente debilidad, los miembros de la banda pretendieron amenazarle.

No lo lograron y huyó. Pero no muy lejos.

Un intento más de rodearle…

¡Pero tenía otras armas!

¡Armas biorgánicas!

Aunque sobrevivimos.

Así que el GM dio su visto bueno.

Menos a Naidel.

E intentó irse de rositas… vestido de múrloc.

Pero no huiría. No de nosotros.

Ni en la vida.

Ni en la muerte.

Y… mejoré.

No faltó quien trató de llevarse un GM… a la cama.

Y se fue. Volando.

Todo un superhéroe.

Por cierto, una raid muy competente, pero eramos 24 y disbandeamos por ello justo cuando se fue el GM.

Me he llevado un par de cosas que elevan mis DKPs a cifras astronómicamente negativas. ¿Mi dps? Bien, gracias.

Si sóis hábiles lo podréis ver en una de las screens. A mi favor he de decir que en barco y en pulls de áreas destaqué entre los dos o tres primeros… si al menos eso matara bosses…

PD: No os quejaréis de muro de texto precisamente…

PD2: ¿He logrado que un GM sea despedido?

PD3: ¿Sóis de los que no paráis de decir “WoW molaba más durante la preBC”? Esto es para vosotros.

Leviathan

¡Mi período de búsqueda ha finalizado!

Tras mirar en hermandades de amigos y ex-FyHeros decidí mirar un poco más allá.

Guilds como Death and Decay serían gran opción si no fueran demasiado avanzadas, quería una guild que no hiciera el inútil, pero tampoco quería un rusheo de ICC. Así que, entre consejos y visitas a WoWProgress para encontrar más o menos el nivel que buscaba sin sacrificar el ambiente, encontré una que se adaptaba a mis expectativas: Leviathan.

Entro a la página de la guild y miro algunas cosas. Un apply sencillo, sin muchas preguntas, así que voy a mirar las normas. Unas dictatoriales normas me asustan ligeramente, por lo que entro al juego, hablo con un oficial que me invita al clan y le pregunto al respecto. Al final resulta que aquello se debió poner en tiempos de guerra o algo, porque no me supieron explicar de dónde habían salido, pero que desde luego no seguían ese patrón ni de lejos.

Así todo, decido empezar con buen pie y me preparo para cuando me apunte a sus raids, me voy a Colinas Pardas a por un centenar de salmones.

Y entre ellos cayó algo que no era un salmón.

Al final todo tiene que ver con agua, Leviathan, salmones, la tortuga…

Amarga ironía

Recientemente me he cruzado con más de un caso de estos: gente que abandonó el clan cuando se paralizó para irse a un clan “mejor”. Luego otros le hicieron lo mismo a ese clan. A estos se lo harían otros y…

¿Acaba alguna vez esta cadena de puñaladas? ¿No se supone que una de las bases de un clan es la confianza?

La pregunta es: ¿Por qué me sorprendo? Ya debería haber escarmentado después de que haya pasado en todos y cada uno de los clanes en los que he estado…