A shit sandwich no matter how you chew it

Son tiempos difíciles. Tiempos de cambio.

De cambio de servidor.

Nuestra hermandad lleva meses batallando contra la escasez de jugadores de la Alianza en Zul’jin. En principio no era un problema, teníamos gente de sobra para 25, uno o dos jugadores menos no nos dolían.

Pero llegó MoP. Y la gente se cambió de personaje, o de servidor, o de hobby. Nuestro desbordante rooster de 25 se tuvo que ir acostumbrando a no tener gente suficiente, y tuvimos que adaptarnos a raidear en 10 con extras.

Luego desaparecieron los extras.

Y ahora no somos ni diez.

Es una lástima. No, es una PUTADA. Zul’jin fue un servidor lleno, con colas periódicas. La balanza siempre se ha inclinado hacia la Horda, es cierto, pero en la Alianza había gente para… bueno, para funcionar.

Entonces abrieron las migraciones de PvP a PvE, y muchos de la Alianza huyeron de las constantes “batallas” 1vs4 (World PvP lo llaman).

También habilitaron el cambio de facción, con la esperanza, imagino, de que las hermandades y grupos de amigos fueran fieles a su facción y fueran los individuos independientes quienes equilibraran la balanza. Cómo no, les salió el tiro por la culata y lo poco que quedaba de la Alianza en Zul’jin pasó a la Horda, hermandades enteras, las más punteras del raideo, se marcharon.

Con que aquí estamos, montando noche sí, noche también raids de 10 en las que falta de todo. Buscando y rebuscando a nuevos fichajes u otras hermandades con las que fusionarnos. Sin éxito.

Así que se ha tomado una decisión: Si pasan las Navidades y la cosa sigue igual, se empezará a organizar la migración a la Alianza de Dun Modr, que todavía rebosa vida (¡hay GENTE en Ventormenta!).

Y podría despedirme de Leviathan y quedarme en Zul’jin, con mis amigos, mis alters y mi casa de subastas vacía. Pero el problema no va a desaparecer, Zul’jin se muere, y sé que emigrar es otro clavo más en su ataúd, pero no estoy dispuesto a jugar durante meses sin hacer nada más que diarias y LFR con la esperanza de que Blizzard haga algo.

Anuncios

Perdido en la niebla

Hola, visitantes.

Como indica el título, he andado un poco perdido estos últimos días. Y la verdad es que no creo que me haya encontrado aún.

Con todas estas nuevas tecnologías de feisbuc, tuiter y demás, el blogging anda un poco muerto, en especial el referente a WoW y, muy concretamente, el de habla hispana. Sumado al hecho de que este blog nunca ha sido muy grande ni muy éxitoso, todo esto hace que no tenga ni inspiración ni ganas de contar mis desventuras, y ya lo siento por los cuatro gatos que dejan su visita diaria.

Esto ha sido especialmente notable cuando ni me he molestado en crear una entrada para el cuarto aniversario del blog, que fue el 23 de Septiembre.

Pero no os equivoquéis, sigo jugando -y no poco- al WoW. De hecho, últimamente le he echado más horas de las que debí echar en todo Cataclysm, porque estoy de contenido hasta las rodillas, y achicando como puedo logros, monturas, reputaciones y demás.

Y ya que actualizo, pues os comento un poco cómo lo llevo, que para eso creé este sitio.

He dejado las batallas de mascotas para otro momento, porque he visto que requieren más tiempo que todo lo demás junto. Me he propuesto tener todas las reputaciones a revered para el 5.1 y utilizar el nuevo sistema de subir el doble de rápido a partir de ahí porque, sinceramente, ya me he hartado de diarias para una buena temporada.

Ando completando los logros de misiones y exploración de Pandaria, así como las profesiones (concretamente cocina) y quitándome viejas espinas que tenía pendientes, como el fénix de Tempest Keep, que cayó a la cuarta semana.

En cuanto al contenido nocturno, o sea las raids, tengo entendido que la guild espera completar un rooster de 25 y empezar a dar dkps y a funcionar con normalidad a partir de ahí. Pero mientras tanto estamos tanteando el terreno en 10, y ya llevamos un bonito 2/6 en Mogu’shan, con el tercero a dos tortas de caer y un día de intentos al primero de Corazón del Miedo, que no parece un gran reto.

Con todo este avance no ha cambiado mi opinión de MoP. Creo que es la expansión con mejor arranque de la historia del WoW, y de las más pulidas. Pero uno es escéptico y desconfiado y no tirará cohetes hasta que haya visto un par de parches de contenido manteniendo el nivel de calidad. Porque ya hemos visto a Blizzard quemar el turbo al principio de una carrera y llegar el último al final antes (Cataclysm).

Así pues, ¿qué voy a hacer con el blog? De momento nada. Muy seguramente en sentido literal: nada de nada. No sé cada cuánto tiempo actualizaré si es que vuelvo a hacerlo. Estoy abierto a sugerencias, porque lo que son ideas, tengo pocas.

Un yonki en Pandaria

¡Hola, qué tal!

Como todo el mundo, ando questeando por Pandaria y, tras haber terminado el Bosque de Jade, he de decir que estoy muy, muy impresionado.

Han puesto mucho cuidado y mimo en las misiones y han logrado que se pierda esa sensación de “mata X enemigos mientras recoges Y objetos”. Que no deja de ser lo que estás haciendo, pero unas misiones te llevan a otras, unos personajes te conducen a otros y todo se mueve con una fluidez increíble. Si las mazmorras (aún no he probado ninguna) y las raids están igual de bien hechas, será mucho mejor expansión que las dos anteriores, y seguramente mejor que la BC, aunque esta supuso un salto mayor respecto al WoW clásico de lo que MoP supone actualmente.

A tanto llega la sensación de aventura y misterio, que me cuesta pensar que esté jugando al mismo juego en el que hace sólo unos meses entraba únicamente para raidear y conociendo el funcionamiento de cada milímetro cuadrado del contenido disponible. Ahora mismo estoy, como los NPCs que me acompañan, descubriendo Pandaria.

Y sin más, me vuelvo a mi aventura, con una ilusión que no tengo desde que empecé a jugar al WoW.

Back in Black

Bueno, bueno, bueno. ¡Cuánto tiempo!

Tras un largo verano de viciada, he terminado la mayoría de juegos que tenía pendientes y he vuelto con el 5.0.4 para ultimar preparativos para Mists of Pandaria, que, después de informarme un poco de todo lo que trae, promete ser una de las expansiones más divertidas hasta la fecha.

Habiendo conseguido ya la equipación de leveleo del monje (a la izquierda de la cabecera) y con los talentos y glifos de Wind más o menos entendidos, mi objetivo de este mes será el de subir todas las reputaciones que pueda, terminar arqueología, conseguir todas las pets a mi alcance y completar todos esos logros que siempre dejas para otro rato.

No sé que haré el primer día de la expansión, pero muy seguramente evite la oleada inicial del Bosque de Jade y le dé el primer empujón de niveles al monje, que tengo intención de que sea tanque, ya veremos cómo acaba.

Y poco más que contar, sé que después de tanto tiempo debería venir cargado de screenshots y novedades, pero con todas las funcionalidades de la Armería, el que quiera saber qué ando haciendo sólo tiene que buscarme.

¡Oye, cuánto tiempo!

Ante todo, mis disculpas por mi pasada ausencia y… muy probablemente por la futura. Esperaba que a la vuelta de vacaciones, tras un par de semanas de reposo, la gente volviera con las pilas puestas a raid y tumbáramos a media Dragon Soul el primer día.

En su lugar, desde que volvimos, no hemos sido capaces de montar raid de 25. Incluso algunos días hemos cancelado la propia raid de 10. Desconozco el motivo, pues los cinco o seis que se fueron al TOR (y que no han faltado un día a raid), ya lo han dejado. Ahora algunos se han viciado al EverQuest 2, pero tampoco son ellos los que faltan. Nos falta medio clan y no sabemos dónde se ha metido, alucinante.

Nuestro recuento actual es de 6/8 en 10 y 4/8 en 25. Creo que voy a poner al día mis asuntos (equipo, inventario, banco, alters), y voy a dejarlo todo bien montadito para cuando llegue Pandaria, que de un tiempo a ahora sólo he entrado para raid y eso se acaba notando en una considerable falta de dps y en un inventario desastroso.

Y sí, acabo de escribir una entrada sin tener nada que contar, para que sepáis que sigo por aquí y eso.

Feliz Navidad y próspero 2012

Con un Cataclismo a nuestras espaldas y la esperanza de nuevas aventuras en Azeroth durante el próximo año nos despedimos de este. Para algunos ha sido un año de reflexión y despedida (¿permanente? sólo el tiempo lo dirá), para otros, un comienzo en su aventura. Pero también estamos los que ya estábamos y nos quedamos, aguardando el barco que nos lleve a nuevas tierras, a nuevos misterios, a nuevas experiencias.

Y no veo mal que haya quienes busquen sus aventuras en otra parte…

Joder, Wind, ¿también en Navidad vas a enrollarte con esas cosas?

Eh, llevo un tiempo sin escribir, ¡se lo debo a mis lectores!

Como si te leyera alguien.

Prometo que lo voy a hacer breve, ¡no cerréis la página aún!

Mirad, no soy accionista de Blizzard. Ni de Activision ya puestos. Simplemente tengo afición por un juego que veo que todavía no está TAN mal como tantos bocazas dicen. Y por muy vocal que sea, una minoría es una minoría.

Que el juego sea accesible no es ninguna locura. ¿Cuántos juegos posteriores a 1990 no llevan un selector de dificultad? Y, a diferencia de tantos, yo no voy de superpro, yo no pongo palabras en boca de los cuatro gatos que han terminado el contenido en mayor dificultad de la expansión. Y si lo que a uno le preocupa es la dificultad, lo que menos debería hacer es juzgar el contenido por una de las dos menores dificultades, porque no es muy inteligente.

Ya ni hablemos del “esto es fácil pero no lo completo en difícil porque es lo mismo que en fácil pero más difícil”.

Me podéis decir que no os gusta la forma que tiene el juego de funcionar (perseguir la zanahoria y tal), pero así lleva funcionando siempre, no vengáis ahora con que ese defecto es nuevo. Y de esta última premisa voy a pasar al final, porque tanto vosotros como yo sabemos que me puedo enrollar mucho más pero que todo se resume a:

En este mundo capitalista del que tanto nos quejamos, sucede que la competencia es BUENA. Blizzard es una empresa, y mejorará (o modificará) su servicio si los clientes y las modas cambian. Si [INSERTE AQUÍ OTRO MMO] tiene éxito, Blizzard adaptará WoW para competir con ello. Si de verdad pensáis que [INSERTE AQUÍ DICHO MMO] es digno de competir con WoW, ¡todos ganamos!

Que navideño me ha quedado… ¡si es que lo de predicar en el desierto no entiende de vacaciones!

Buah, mejor os deseo unas felices fiestas y que le den a Blizzard, a Bioware, a ArenaNet y al dinero que las parió a todas.