Perdido en la niebla

Hola, visitantes.

Como indica el título, he andado un poco perdido estos últimos días. Y la verdad es que no creo que me haya encontrado aún.

Con todas estas nuevas tecnologías de feisbuc, tuiter y demás, el blogging anda un poco muerto, en especial el referente a WoW y, muy concretamente, el de habla hispana. Sumado al hecho de que este blog nunca ha sido muy grande ni muy éxitoso, todo esto hace que no tenga ni inspiración ni ganas de contar mis desventuras, y ya lo siento por los cuatro gatos que dejan su visita diaria.

Esto ha sido especialmente notable cuando ni me he molestado en crear una entrada para el cuarto aniversario del blog, que fue el 23 de Septiembre.

Pero no os equivoquéis, sigo jugando -y no poco- al WoW. De hecho, últimamente le he echado más horas de las que debí echar en todo Cataclysm, porque estoy de contenido hasta las rodillas, y achicando como puedo logros, monturas, reputaciones y demás.

Y ya que actualizo, pues os comento un poco cómo lo llevo, que para eso creé este sitio.

He dejado las batallas de mascotas para otro momento, porque he visto que requieren más tiempo que todo lo demás junto. Me he propuesto tener todas las reputaciones a revered para el 5.1 y utilizar el nuevo sistema de subir el doble de rápido a partir de ahí porque, sinceramente, ya me he hartado de diarias para una buena temporada.

Ando completando los logros de misiones y exploración de Pandaria, así como las profesiones (concretamente cocina) y quitándome viejas espinas que tenía pendientes, como el fénix de Tempest Keep, que cayó a la cuarta semana.

En cuanto al contenido nocturno, o sea las raids, tengo entendido que la guild espera completar un rooster de 25 y empezar a dar dkps y a funcionar con normalidad a partir de ahí. Pero mientras tanto estamos tanteando el terreno en 10, y ya llevamos un bonito 2/6 en Mogu’shan, con el tercero a dos tortas de caer y un día de intentos al primero de Corazón del Miedo, que no parece un gran reto.

Con todo este avance no ha cambiado mi opinión de MoP. Creo que es la expansión con mejor arranque de la historia del WoW, y de las más pulidas. Pero uno es escéptico y desconfiado y no tirará cohetes hasta que haya visto un par de parches de contenido manteniendo el nivel de calidad. Porque ya hemos visto a Blizzard quemar el turbo al principio de una carrera y llegar el último al final antes (Cataclysm).

Así pues, ¿qué voy a hacer con el blog? De momento nada. Muy seguramente en sentido literal: nada de nada. No sé cada cuánto tiempo actualizaré si es que vuelvo a hacerlo. Estoy abierto a sugerencias, porque lo que son ideas, tengo pocas.

Anuncios

Phoenix, Arizona

Celebrando la suerte de semana en la que he completado gran parte del contenido accesible a los mercenarios del comercio como yo, me he apuntado a una raid que ha viajado por las bandas de nivel 70.

Sunwell ha resultado fácil una vez que hemos sido 23 80s y hemos reventado a Brumavil antes de que echara a volar. Los pulls posteriores han sido particularmente divertidos, pues he ido en cabeza, cogiéndolos de dos en dos, sin parar, y, a mi espalda, caía una constante lluvia de fuego, hielo, rayos y, en general, muerte.

SSC me ha dado momentos de nostalgia. Un muerto en el ascensor, uno medio muerto por las pirañas de Lady Vashj (llegan a ser las del lago central y sobraría el “medio”). La batalla contra Vashj ha estado bastante entretenida, la gente no sabía qué hacer, y los núcleos han volado mucho más de lo que lo hicieran en su día sumando varias raids.

TK ha sido un paseo equivalente al de Sunwell, con algo más de saña diría. No hemos ido a visitar a Al’ar ni a Void Reaver ni a Solarian. Pero hemos desfigurado a Kael’thas.

Pero, entre risas, bromas y chistes sobre elfos de sangre homosexuales…

Veréis, yo tengo un modo de vida algo pesimista. Suelo opinar que tengo una mala suerte estándar con la que me permito presuponer que cosas como esta, no me incumben.

Es positivo, en realidad. No te decepcionas cuando fracasas, te sorprendes cuando tienes éxito, deberíais probarlo alguna vez y decirme que tal.

El caso es que la situación no ha sido tan calmada por parte de los demás integrantes. Por no decir nombres, diré que alguien tiró un 94 y ese alguien no tenia la habilidad necesaria, conseguimos que devolviera la montura (¿5200g por el fénix? osad decirme que no los pagaríais). Desgraciadamente vino otra gran pregunta.

“¿Conservamos al segundo de la tirada anterior o volvemos a tirar?”

Todos, salvo el pobre segundón, han votado por volver a tirar. No, no me lo he llevado, diré el nombre del suertudo, para que podáis poner algo en el saco de boxeo que queráis golpear si es que alguna vez habéis ido a por la montura. Katu.

El caso es que… si me hubiera tocado en esa segunda tirada. Lo habría pasado bastante mal. Lo más probable es que no lo hubiera cedido, pues no volveré a ver un fénix como objeto despojable en mucho, mucho tiempo (posiblemente: nunca). Pero me lo habría llevado con cierto mal sabor de boca (el segundo en el podio, de hecho, estuvo bastante rato suplicando de mil formas que no le hicieran eso :s).

Eso sí, sería motivo para, aún siendo druida, no volver a usar la forma de viaje nada más que como método de huida rápida. Bien valen 1,5seg de casteo cada una de las plumas de ese bicho.

Curiosa Semana Santa estoy viviendo en Azeroth y cercanías.

La recta final

La expansión se acerca día a día (bueno, técnicamente eso mismo se podría haber dicho en cualquier momento xD) y hay que matar el rato… matando cosas.

He visitado un Boss que, desgraciadamente, no había podido ver sin nerfear. Me lo imaginaré, porque lo que es el combate sigue teniendo el mismo aspecto épico. Ah, a todo esto, estoy hablando de Kael’thas…

Kaelthas Sunstrider

Kael'thas Sunstrider

No destacaré la complejidad del evento porque, para qué nos vamos a engañar, no ha sido complejo. Destacaré sin embargo que una vez pasada la fase 3 (todos los Adds en pie y tal…) el combate cogió mejor ambiente, cuando pasó a la última fase ya fue impresionante, al ver aquello lo primero que pensé fue… “pues sí que está éste frágil en bancal…”. Una vez acabado el Boss, Logro logrado y Vial vializado digoo, looteado, me planteo hacerle una visita de negocios a Lady Vashj, a la que, por desgracia tampoco he conocido antes del nerfeo, cosa que probablemente haga con más nivel, entre otras cosas, por falta de tiempo.

Cambiando de tema, he hecho algo de limpieza de banco y me he ido preparando para la expansión, mi planteamiento inicial es:

1º – Crear a mi DK: Khuno, pasar toda la zona inicial de los DKs (si se puede, porque habrá miles de personas haciendo lo mismo).

2º – Empezar a subir a Wind, veré como se desenvuelve el Shadow Priest en Northrend, si la cosa va mal, este Blog puede pasar a llamarse Yonki de los Muertos: Blog de un Death Knight… ¿se capta la indirecta?

3º – Llegar al 80 (con quien sea…).

4º – Malas acciones.

5º – Raidear cuanto pueda, con esto de las versiones de 10 y 25, aunque no me guste la idea, se me facilita el raideo casual…

Tengo la esperanza de que esta catástrofe de talentos y habilidades que lleva cloth y supuestamente es indispensable en raid (ja-ja) mejore conforme sube al 80… de ilusiones también se vive, ¿no?.